¿Qué puedes esperar de Happn? Manual de uso (y abuso). I PARTE

Posted on

Lo sabemos. La incertidumbre es el ingrediente principal que construye las relaciones humanas.
No hay verdades absolutas, hay impresiones, intuición, escalas de grises, botellas medio llenas, luces y sombras, hombres que no saben lo que quieren, mujeres que dicen lo contrario de lo que quieren… mucha incomprensión, poca empatía y demasiado ego.

Pero dentro de ese mar inmenso de inseguridad y dudas podemos ahogarnos sin entender nada … ¿Por qué me no llamó? ¿Cómo pudo regalarme un albornoz de Hello Kitty en nuestro aniversario? O podemos arrojar un poco de luz en nuestra búsqueda con algunas normas básicas para identificar a qué tipo de persona estamos a punto de contarle la vida.
Necesitamos simplificar la ecuación. Hay estímulos que nos dicen qué puedes esperar de ellos según su perfil de Happn y esto señores, es conveniente para centrar el tiro. Empezamos a desgranar algunas verdades y mentiras que oigo en torno la app, pasen y lean:
1- Happn es para desesperados:
“Puedes conocer a alguien en un bar, en una fiesta, en el trabajo, pero no en Happn. Las apps para ligar tienen un filtro: gente desesperada que no conoce a gente “normal” de forma habitual y no confío en ese tipo de personas”. Cuando conectamos con alguien es de rigor preguntar: ¿Cómo es que acabaste aquí? En el despeñadero del amor, en el Segundamano de las relaciones… qué tipo de tara es la tuya?
Se dice: ¿Qué buscas en Happn? Y se pronuncia: Tú que pareces una tía sin neuras, atractiva y sin problemas aparentes para emparejarte con algún hipster de tu rango… ¿Qué ambición oscura te empuja para buscar en esta app para acabados?
2- Happn es para feos: MENTIRA
Hay gente guapa, muy guapa o incluso obscenamente guapa. ¿Por qué? ¿Por qué los perfiles son mucho más top que la gente con la que te sueles cruzar? ¿Si son los mismos no? Esa es la cosa: GEOLOCALIZACIÓN. Tengo constantemente la sensación de no estar atenta, de estar perdiéndome guapazos todo el rato, pero el tema está en que todos mostramos nuestra mejor foto en el perfil – esa en la que no nos parecemos a nosotros mismos- y luego vienen los ay ay ay, los llantos y las cobras acrobáticas.
Ais nuestras fotos de perfil …esas que a priori ayudan y suponen la decepción que pondrá punto final a nuestra mentira, o peor, al autoengaño. Cuando ves un perfil así … (de esos de guapazo a la vista) empieza la puja, los pensamientos se aceleran y la lucha por el crush comienza (sí aquí no hay Match, aquí se dice CRUSH):
Muy mal se te tiene que dar para que con ese cuerpo no ligues. Entonces. Sólo dejas vía abierta para tres posibles respuestas y no sé cuál es peor:
-Tienes que ser rematadamente lerdo para compensar esa armonía exterior.
-Tienes que estar buscando un plan “B” o “C” y se ve a la legua.
-Te sabes guapo, por eso tienes en tu perfil tu foto del verano en la piscina a 11 de diciembre. Eres tan exhibicionista que no te aguanta ni esa abuela santa que tienes.
3- En Happn solo hay CEO´s: VERDAD (A medias)
Es curioso como cuando ojeas los perfiles, te das cuenta de que la gente de éxito no está en la calle, ni en limusinas, ni en la ciudad financiera… Está en Happn! Resulta que el rango más bajo está en Director / Chief o CEO. Aunque se encarguen de dar de comer a los peces, pueden ser DG… De la pecera que tienen en el recibidor.
Que esto también pasa en LinkedIn?: Sí.
Que no deja de llamarme la atención?: No
4- En Happn solo “nos fijamos en el físico”: VERDAD
En la foto está el 70% de la decisión final de “compra”.
O al menos, la foto de perfil es el filtro para querer saber más o no, ¿por qué? Porque aquí la Bio es bastante pobre, sólo te informa de intereses comunes y son bastante básicos, rollo: “le gusta Breaking Bad también”, no rollo: “es feliz los domingos por la tarde, escuchando a su gato ronronear mientras fuera llueve, huye”.
Es conveniente separar por tipologías:
-Los que no entienden lo de foto perfil y salen con su amigos. Con tus amigos puedes hacer una ruta por la costa oeste americana, apuntarte a un torneo de bolos o retozar en la piscina pero ¿por qué compartir el limitado espacio de foto-de-perfil? ¿Qué tipo de problema tienes en tu cabeza?
Te pones a ver el repertorio para identificar quién es el /la tip@ en cuestión, a ver qué figura se repite. Ponedlo fácil. Cuando se trata de ligar, lo mejor es eliminar resistencia. No nos empujéis a que nos mole el/la colega que sale en TODAS tus fotos, que sonríe más que tú y es más alto.
Definitivamente y resumiendo: Las fotos de perfil deberían ser individuales. NO EN GRANDE, negrita, subrayado y con- luces -de -neón-amarillas a los que salen con su pareja. ¿Hace falta explicarlo?
-Los que salen haciendo “COSAS”: actividades rutinarias o inusuales, con un pulpo en la mano, retozando en una jaula del zoo con un tigre de Bengala, los que están en clase de Taikondo o los que salen al lado de un coche caro -Algunos. Muchos. Ni siquiera salen dentro del coche, están fuera, posan a su lado, como un complemento, como el que se hace la foto al lado de una azafata. Su perfil de happn huele a Varon Dandy y proyecta todos sus sueños frustrados- y traumas infantiles.
5- Happn es Real Life: VERDAD
Entras en la discoteca,
-De los 5 que te han asaltado con frases manidas sacadas de sus padres (o puede-por los tintes rancios y vetustos- que de sus abuelos)
-De los 20 que te han lanzado miradas rompecuellos
-Y de los 40 que te escanearon antes de que alcanzaras tu objetivo: La puerta del baño.

¿Con cuántos compartirías un café? Uno o ninguno seguramente. Él seguramente tampoco contigo. No te digo una caña, no te digo un cine, no te digo un domingo por la tarde.
De los mil descartes, uno será el elegido, la vida virtual es tan real- life, no hay nada exótico, las reglas son las mismas sólo que nos las saltamos de otra manera.

Encontraremos debilidades y defectos en tíos maravillosos y mientras le damos a NEXT veremos pasar entre todas esas caras nuestra vida … rodead@ de unos cuentos gatos pardos mientras comemos latas de mejillones en un sótano.

Pero a veces sucede…  “Sometimes Happn´s”. Ves ese perfil del que no se te ocurre nada malo. Ese que tiene una foto en el que se le ve -y está sól@- sin perro, sin amigas, sin criaturitas, con ropa, sin muecas.
Esos que optan por una bio simple y no destilan kilos de wannabe… Llámale loco pero “no está haciendo nada” está sentado en un taburete y sonríe. Ese, ese es el posible el Crush de tu vida.

Spread the love

2 Replies to “¿Qué puedes esperar de Happn? Manual de uso (y abuso). I PARTE”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *